Día del Rey (Koningsdag) 2020

¿SEGUIR LAS REGLAS O SOLTARTE?

Ámsterdam es un destino turístico popular. Una infinidad de personas de todo el mundo llegan a la ciudad cada día por razones diferentes. Puesto que promocionan a Ámsterdam como la ciudad en donde todo se permite, algunos lo llaman el paraíso de las drogas y el sexo. Y, por supuesto, hay algo de verdad en eso. Sin embargo, si vives por algún tiempo en Ámsterdam y te comunicas con los locales, encontrarás que, de hecho, los holandeses son muy conservadores y aislados, les importa mucho su espacio social y definitivamente no son traficantes de porno ni traficantes de drogas como mucha gente piensa, debido a todos los falsos estereotipos sobre Ámsterdam que se han propagado por todo el mundo.

A la gente de Holanda le gusta decir ‘doe maar gewoon dan doe je al gek genoeg’, que significa ‘solo actua natural, ¡eso es suficientemente loco!’. Esta frase describe perfectamente el estilo de vida del holandés promedio. Pero todo cambia completamente cuando llega el día de ‘’la locura naranja’’ y une a todos los reservados holandeses en el ambiente naranja y loco del Día del Rey.

¿DÍA DE LA REINA O DÍA DEL REY?

El Koningsdag o Día del Rey es un día festivo nacional, que toma lugar en la forma de una enorme fiesta callejera en el cumpleaños del Rey Guillermo Alejandro. Por regla, el Día del Rey se celebra el 27 de abril, pero cuando el cumpleaños del Rey cae en domingo, todas las celebraciones se pasan al sábado.

Además, un dato interesante es que este día festivo se ha llamado el Día del Rey por solo unos pocos años. Durante décadas, el Día del Rey fue el Día de la Reina, debido a la racha de poderosas monarcas reales. El día festivo se celebró por primera vez el 31 de agosto de 1885, como Prinsessedag (Día de la Princesa), en el cumpleaños de la heredera del trono, la Princesa Guillermina. En el mes de noviembre de 1890, cuando fue coronada, el día festivo cambió de nombre a Koninginnedag (Día de la Reina). Con la coronación de Juliana, la hija de Guillermina, la fecha de la celebración se cambió al cumpleaños de Juliana, el 30 de abril. La siguiente fue la Reina Beatriz. Naturalmente, se suponía que la fecha de la celebración se debía de cambiar al día de su cumpleaños, pero ella decidió no cambiar la fecha. Primero, para honrar a su madre, la anterior Reina Juliana. Segundo, probablemente porque el clima no es favorable en Holanda el día de su cumpleaños, que es el 31 de enero.

Como ya mencionamos, hoy en día los holandeses y miles de turistas celebran el cumpleaños del Rey Guillermo Alejandro el 27 de abril, obviamente con un clima más cálido y mejor para las festividades al aire libre.

¡SI ES EL DÍA DEL REY, QUE SEA EN ÁMSTERDAM!

A pesar de que puedes encontrar celebraciones y fiestas del Día del Rey en cualquier rincón de Holanda, Ámsterdam sigue siendo el mejor sitio para disfrutar de una espléndida celebración con fascinantes presentaciones musicales, danzas y buenas vibras ‘naranjas’.

La celebración del Día del Rey en Ámsterdam empieza en la víspera del día festivo. La gente lo llama la Noche del Rey. Este es un momento en donde Ámsterdam se transforma en una ciudad de conciertos alucinantes y de increíbles fiestas con los DJs más reconocidos en todo el mundo. Las celebraciones duran hasta el amanecer, y generalmente no se terminan al día siguiente, sino que llegan a otro nivel. ¡Y es un pecado no festejar este día!

COSAS QUE HACER EN EL DÍA DEL REY

Cuando empiece el Día del Rey, te recomendamos que no empieces el día en los infames ‘’cafés’’ de Ámsterdam, si no quieres estar fumado todo el día, derritiéndote en el sofá a causa de la adormecedora marihuana. Puedes relajarte en un café en Ámsterdam cualquier otro día, pero sólo puedes disfrutar de las buenas vibras del Día del Rey una vez al año. La primera atracción del festival que te recomendamos visitar es vrijmarkt (literalmente, ‘mercado gratis’). Durante el Koningsdag, se le permite a la gente comerciar gratis, sin necesidad de una licencia.

Desde las 7 hasta las 11 a.m., Ámsterdam se transforma en un gran mercado callejero. Ahí puedes encontrar de todo, desde juguetes viejos y ropa de segunda mano hasta aparatos a precios muy bajos. Si quieres disfrutar de la variedad de artículos y encontrar algo único, debes de venir temprano por la mañana. Pero recuerda que este mercado gratis se trata más de divertirte un rato que de comprar algo realmente valioso. Solo sigue esta simple regla: que no te de pena negociar y simplemente diviértete. Además, puedes intentar poner tu propia tienda y vender algo, quizás algo de lo que siempre hayas querido deshacerte, pero no hayas tenido la oportunidad.

Además de comerciar y festejar al ritmo de los DJs en el Día del Rey, también hay un montón de otras actividades. Ya sea que hayas venido aquí con tu novio o novia, familia o amigos, encontrarás algo que te llame la atención. A los visitantes se les ofrece participar en un sinfín de juegos y eventos deportivos. Mientras los adultos se toman unas cervezas, los niños pueden jugar a algunos juegos holandeses, como el koekhappen, en donde tienen que arrancar con los dientes un pedazo de pastel, llamado ontbijtkoek, de un hilo. Otro juego popular es el spijkerpoepen (en donde los participantes atan una cuerda alrededor de su cintura, con un clavo colgando en un extremo y tratan de meter el clavo dentro del cuello de una botella sin utilizar las manos.)

Otra atracción del Día del Rey es el desfile de barcos decorados vistosamente, que llenan los canales de Ámsterdam. El Prinsengracht es el canal principal con la mayor concentración de fiestas en barco. No necesitas ninguna invitación para unirte a la fiesta flotante. A menudo, los barcos simplemente se detienen cerca de la orilla para subir a cualquiera que se les quiera unir a la fiesta. Sin embargo, al unirte a la fiesta, ten en cuenta que solo se permite una bebida regular por persona en el barco, y la mayoría de los barcos no tienen baño. Definitivamente deberías de unirte a la fiesta flotante si se te presenta la oportunidad, pero si no, hay muchas otras fiestas en Ámsterdam.

Aparte del enorme mercado gratis, los entretenidos juegos holandeses y las fiestas alucinantes, puedes tomarte un descanso y visitar algunos museos. La mayoría de los museos estarán cerrados, ya que el Día del Rey es un día festivo nacional. Pero algunos sitios populares, como el Museo de Van Gogh, la Casa de Ana Frank, el Rijksmuseum y el Museo Stedelijk estarán abiertos. Pero claro, no te recomendamos que te la pases solamente en los museos en uno de los días festivos más importantes de Holanda. Ya que te hayas enriquecido culturalmente te les puedes unir a los fiesteros y seguir festejando hasta que se termine el día.

Además, durante el Koningsdag, puede que tengas suerte y ver al Rey y a la Reina, no en la tele, sino en la vida real. Cada año durante el Día del Rey, la familia Real visita una ciudad determinada del país para conocer a las personas y participar en la celebración, unirse a los juegos holandeses y disfrutar de las viejas tradiciones del país. A pesar de todos los accidentes que han sucedido durante varias celebraciones del Día del Rey y del Día de la Reina, la familia Real no deja de asistir a esta celebración callejera anual y de tratar de demostrar la relación y la igualdad de la familia Real con los holandeses.

Ahora que conoces las atracciones principales del Día del Rey, puedes darle una leída a estos útiles tips que te pueden ayudar a disfrutar del Día del Rey al máximo.

TIPS PARA EL DÍA DEL REY

  • Primero que nada, cuida tu atuendo. El naranja es el color de los monarcas. Para ser parte de la festividad, debes de ponerte ropa naranja de los pies a la cabeza, y también puedes completar tu look con algunos accesorios ostentosos. Aunque sientas que pareces un payaso, ten confianza, ya que en este evento, entre más raro y naranja te veas, mejor.
  • Hablando de zapatos, no es necesario que también sean naranjas, pero tienen que ser cómodos. Generalmente los taxis y el transporte público están restringidos en el centro de Ámsterdam durante el Día del Rey, así que tendrás que caminar mucho.
  • Otro tip para los novatos. Si quieres integrarte con los locales, apréndete la letra del Het Wilhelmus, el himno holandés y el símbolo del patriotismo. Durante el festival vas a escuchar muchas veces al público cantar sobre el valiente Guillermo y su batalla por la nación holandesa.
  • Antes de ir al vrijmarkt, ten a la mano muchas monedas pequeñas. Muchos vendedores no tienen cambio de billetes grandes.
  • Repito, aunque Ámsterdam es conocida como la ciudad de la libertad, hay algunas regulaciones muy estrictas respecto al alcohol durante el Día del Rey. Al igual que en el barco, y en cualquier lugar público, solo se te permite tener una bebida alcohólica a la vez. Si cargas con más de una botella de alcohol, puede que te la confisquen.
  • Ten cuidado. La concurrida celebración es el mejor lugar para los bolseadores, así que cuida tu cartera. Desafortunadamente, no toda la gente viene a Ámsterdam con buenas intenciones.
  • Finalmente, no te olvides de reservar tu alojamiento con bastante anticipación. Ámsterdam es una ciudad muy concurrida, y en el Koningsdag la población de la ciudad se duplica, sin exagerar. Todos los hoteles lujosos, así como los más baratos se llenan mucho antes de que sea la celebración. Reserva lo más pronto posible, ¡o ahora mismo!

Welkom in Amsterdam!

Deja un comentario

Show Buttons
Hide Buttons