Kanamara Matsuri 2020

Japón siempre se ha caracterizado por su modestia, sus modales, sus fuertes tradiciones y su complicada y demandante etiqueta. Los japoneses siempre son amables y respetuosos, especialmente con las personas de estatus más alto. Nunca llegan tarde debido a que aprecian muchísimo el tiempo y comprenden perfectamente el significado de ‘’trabajar duro’’. Hacen reverencias cientos de veces al día cuando saludan o dan gracias. Pero al mismo tiempo, aunque tengan una reputación perfecta a nivel internacional, los japoneses también pueden presumir de tener los festivales y tradiciones más bizarras que asombran a la gente de todo el mundo.

Hablando de los eventos más increíbles y alucinantes de Japón, el primer lugar se lo lleva el Kanamara Matsuri o el Festival del Falo de Acero. Se celebra anualmente el primer domingo de abril en el santuario Kanayama en Kawasaki. El tema central del evento es un pene. Por lo tanto es un evento único, con una concentración enorme de genitales masculinos en la forma de diferentes bocadillos, postres, vegetales tallados, decoraciones variadas y desfiles. Sin embargo, es un error asociar a este festival con algo pervertido. De hecho, mientras que para algunos extranjeros este festival es para reírse un poco y mirar boquiabiertos todo lo que está pasando, para la gente de Japón este festival tiene un significado profundo y religioso que invita a la reflexión.

EL ORIGEN DEL KANAMARA MATSURI. LOS DEMONIOS DEL PASADO Y LOS ACTUALES

Analicemos un poco este evento. El origen del Kanamara Matsuri se remonta al periodo Edo. Una de las explicaciones más populares del Festival del Falo de Acero es la leyenda sobre la ‘’vagina dentata’’ o la vagina con dientes. Según la leyenda, había una vez un demonio con dientes afilados que estaba completamente enamorado de una hermosa mujer. Pero la mujer no lo amaba y se casó con otro hombre. El demonio se enfureció y decidió habitar la vagina de la mujer justo antes de la noche de bodas. Y cuando se iba a consumar el acto de amor, el furioso demonio le arrancó el pene al novio.

Cuando la mujer se casó con otro hombre, el celoso demonio mostró sus filosos dientes otra vez y arrancó el pene del pobre hombre. La mujer estaba desesperada. Así que los aldeanos furiosos elaboraron un plan para engañar al demonio y ayudar a la mujer a deshacerse de este mal.

Sin embargo, hay otra versión más realista de cómo surgió el Kanamara Matsuri. ‘’Vagina dentata’’ puede ser considerada como una metáfora para el estallido de la sífilis en el siglo XVII. El santuario ha servido como un punto de encuentro para muchas mujeres locales que se reunían anualmente para orar por protección contra enfermedades de transmisión sexual. Hoy en día la situación no ha cambiado mucho, en vez de sífilis hay otras enfermedades. Así que el Kanamara Matsuri no es sólo el festival del pene, también es, antes que nada, una herramienta para crear conciencia sobre el VIH, el SIDA y otras ETS. Además, es una celebración de la fertilidad. Muchas parejas y familias jóvenes vienen a orar por fertilidad y un parto seguro. Pero en cuanto a Kanamara Matsuri el festival, su objetivo principal es hacer que la gente se divierta.

QUÉ ESPERAR DEL KANAMARA MATSURI

El atractivo principal del festival es el Desfile del Pene, que comienza alrededor de las 10 a.m. La marcha consiste de tres mikoshis (santuarios portátiles), cada uno conteniendo un falo gigante. El primer mikoshi es un falo de acero negro que conmemora al pene original de la leyenda sobre el demonio. El segundo mikoshi es un falo en un modelo viejo de madera. El tercero es un pene rosa enorme llamado Elizabeth. Fue donado hace muchos años por el famoso club travesti de Tokio llamado Elizabeth Kaikan.

Es difícil encontrar las palabras adecuadas para describir el ambiente durante el desfile. Algunas personas se sonrojan mientras que otras se toman fotos con las enormes estatuas del falo con mucho entusiasmo. Y además de los tres ídolos erectos principales, puedes contemplar miles de otras variaciones de penes. Para mezclarte con la gente, no seas tímido y ponte un sombrero de pene, o incluso, un disfraz de pene. No te olvides de comprar souvenirs fálicos para tu familia y amigos. También deberías de probar un poco de la comida en forma de pene (ten en cuenta que al comprar cualquier objeto en el festival estás donando dinero para las investigaciones sobre el SIDA). Prueba el dulce más popular del Kanamara Matsuri: la paleta en forma de pene. Tómate una selfie pervertida con ella y QUE NO TE IMPORTE LO QUE LA GENTE PIENSE. Los japoneses se toman todo a la ligera, para ellos el pene y la vagina son simplemente partes del cuerpo humano, y no hay nada de qué avergonzarse.

Después del festival puedes explorar algunas calles cercanas, visitar algunos sitios interesantes, como el Kawasaki Daishi Heiken-ji Temple o el Toshiba Science Museum, o simplemente darte una vuelta por alguno de los numerosos parques en Kawasaki y disfrutar del aroma de las flores de los cerezos.

Finalmente, queremos enfatizar una vez más que este no es un festival erótico. El Kanamara Matsuri es un festival religioso con una atmósfera amigable y alegre. Gente de todas las edades, nacionalidades y géneros visitan el festival. Te recomendamos que vengas y lo experimentes por ti mismo antes de juzgar. El Kanamara Matsuri se trata de mucho más que solo penes, tiene un significado más profundo.

Deja un comentario

Show Buttons
Hide Buttons